¿Qué tan difícil es estudiar derecho?

Muchas personas consideran que estudiar derecho y trabajar como abogado es algo bastante difícil, sin embargo, la realidad es que es mucho más fácil de lo que parece.

Se puede decir que cualquier persona que lo desee puede estudiar derecho y llegar a ser abogado, pero lo que es realmente difícil es ser un buen abogado, continuar siendo una persona con principios y ética, es decir, que no se deje llevar por la corrupción y realmente ayude a la justicia y no sea un problema más para el país.

Queremos compartir contigo información que te ayudará a ver que estudiar derecho no es tan difícil como muchas personas piensan.

¿Qué tan difícil es estudiar derecho?

No es tan difícil como parece

Se trata de mucho más que de los asuntos civiles y penales

Usualmente se piensa que una persona que estudie derecho solo podrá trabajar en asuntos como defensa en la corte y demandas en asuntos familiares o profesionales, pero esto está muy lejos de la realidad.

Un abogado puede desempeñarse en labores de administración publica o académica entre otras opciones, los abogados tienen muchísimas salidas laborales y académicas, pueden especializarse en áreas como el derecho de propiedad intelectual, derecho marítimo, derecho ambiental y de los animales, entre otras cosas, incluso puedes escoger poner una firma de abogados y de esta forma tendrás mucho más control sobre tu trabajo.

No serás un gran héroe siempre

Muchas personas se interesan en estudiar derecho y piensan que van a poder ayudar a todas las personas que sufren atropellos de sus derechos, sin embargo, esto está muy lejos de la realidad, en especial si piensas trabajar en un país en desarrollo.

Actualmente muchos abogados prefieren simplemente defender los casos que les generen ingresos y muy pocas personas acceden a servicios de abogados de manera particular, otra cosa que debes saber es que vas a sufrir muchas frustraciones a lo largo de tu carrera ya que no siempre ganarás tu ni se verá beneficiado el inocente o el que tenía la razón.

Se podría decir que la frustración es uno de los asuntos más difíciles a la hora de estudiar y ejercer el derecho.

Algunos juegan con ventaja

Parte de las frustraciones que tendrás que enfrentar será lidiar con las injusticias en tu propio gremio.

Mientras estudies derecho te encontrarás con que algunas personas se ven beneficiadas por su nivel económico o porque tiene algún tipo de relación con personas influyentes.

Lo más seguro es que estas personas consigan un buen puesto en la política o en alguna buena firma de abogados, de hecho, debes saber que más de 500 jueces tienen a su familia incluida en la nómina.

Pero no te debes decepcionar a que también hay muchos otros que no tiene ninguna ventaja económica o de relaciones y aun así logran ubicarse con el tiempo en muy buenos puestos de trabajo y hasta logran hacerse reconocidos, recuerda que siempre el que persevera alcanza.

Las clases no son de mucha ayuda

Aunque suene extraños, las clases que verás durante la carrera de derecho son poco más que simple teoría, en realidad lo que te hará ser un buen abogado es empezar a meterte en el ámbito laboral lo más pronto que puedas.

Puedes tratar de ser pasante en alguna firma o inscribirte en cursos y competencias de simulación, esto te permitirá adquirir experiencia que realmente necesitarás, graduarte sin ningún tipo de experiencia es un gran error que puede llevarte a no conseguir trabajo durante mucho tiempo.

Deja un comentario